lunes, 29 de octubre de 2018

Cambio de Agua de Refrigeracion Tubo Laser Co2

El recambio de agua de un tubo láser de Co2 asi como el del equipo de refrigeración de nuestra maquinaria podría entenderse como una tarea sencilla de realizar por cualquier persona, que entienda los conceptos básicos de una maquina de corte por láser; Sin embargo a la hora de arremangarse y ponernos a trabajar surgen algunas preguntas a las que no se encuentra rápidamente la respuesta.
¿Debo vaciar el agua de dentro del tubo ?, ¿como lo hago?, ¿esta tarea afecta a la alineación de la maquina?, ¿con que frecuencia debo hacerlo?, ¿como se si el agua esta mala?, ¿Cual es la temperatura optima a la que debe trabajar el tubo láser?, etc, etc.

Estas, como tantas otras son la preguntas que aparecen a la hora de trabajar y pensar en el mejor rendimiento de la maquina.
Lo primero que vamos hacer es identificar donde se encuentra el tapón de desagote de nuestro equipo de refrigeración (Chiller). Una vez localizado podemos optar por dos caminos:
-1. Desconectar el Chiller y llevarlo a un lugar con rejilla para vaciarlo.
-2. Elevar el equipo en altura y colocar un recipiente debajo donde botar el agua.
 En caso de desconectar el Chiller de la maquina van a ver que de las conexiones de agua del equipo laser va a comenzar a salir el agua restante que queda dentro del tubo laser. (colocar recipiente debajo para evitar derramar en el piso).
Ahora si eligieron elevar el Chiller, deben tener la precaución de dejarlo quieto un buen rato antes de volverlo a poner en marcha ya que los equipos de refrigeración (al igual que una heladera o aire acondicionado) poseen un gas internamente, que debe estabilizarse luego de ser inclinado, sacudido ó movido.

Una vez iniciado el proceso de vaciado de agua es necesario observar en que estado se encuentra el agua en cuestión, ya que esto nos dara la pauta sobre si se requiere vaciar el agua dentro del tubo o la podemos mezclar con la nueva carga. Si observamos agua con hongos o particulas de cualquier índole, asi como agua con un color no cristalino se recomienda cambiar el agua incluso del tubo. Para esto tendrá que desajustar las fijaciones del tubo láser, sacar la manguera de refrigeración de cualquiera de los extremos e inclinarlo en altura para el lado opuesto permitiendo que toda el agua salga por la manguera que se encuentra conectada.



Es importante tener en cuenta que si cuando vuelve apoyar el tubo en los soportes, queda en otra posición, necesitará revisar la alineación de la maquina, ya que si desde su origen (tubo láser) varía, aunque sea muy poco, el angulo con el que entra el láser al sistema óptico, posteriormente en su recorrido ira reflejando de manera distinta.
Ya con el Chiller vacío podemos aprovechar para hacer una inspección breve del equipo, estado de ventiladores (Coolers), filtros de aire, y configuración del refrigerador. Esta ultima deberá estar configurada en un rango de entre 18 y 24°C. En este punto es importante aclarar que no es lo mismo trabajar con el chiller en invierno con temperaturas inferiores a los 10°C, donde habrá que tener en cuenta que el agua no se congele dentro del tubo ya que esto podria quebrarlo, mas aun si se dispara en estas condiciones; Que trabajar con el chiller en verano con temperaturas por encima de los 30°C, donde la baja temperatura del agua podría generar condensaciones de agua en las mangueras de circulación, sobre todo en días de alta humedad. En este ultimo caso se puede subir la configuración de temperatura para que trabaje entre 22° y 28°C. Siempre es recomedable revisar alguna tabla de punto de condesación del aire en función de la temperatura y la humedad ambiente. Recomendamos configurarlo siempre 1 o 2 grados encima del punto de condensación (ver la tabla a continuación).



Ahora si, luego de inspeccionar estos aspectos y ya con todo conectado nuevamente podemos iniciar la carga de agua nueva. Es posible que se requiera un embudo para facilitar esta tarea (dependiendo del modelo de chiller).



Algunos Chillers tienen un indicador de nivel de agua en la parte posterior del equipo que nos puede ser de utilidad a la hora de llenarlo. En caso de no tenerlo llenarlo a tope sin que rebalse.
Una vez cargado de agua se puede poner en marcha el equipo de refrigeración, recomendamos observar el proceso de llenado de agua del tubo por primera vez para ver el sentido en el que ingresa y sale el agua, ya que este tiene un sentido de circulación y de conectarlo al revés podemos tener problemas de circulación, como inhabilitado el disparo ya que el presostato, en algunas ocasiones, no se activa al circular en sentido opuesto.



Una vez que el tubo láser se encuentra lleno de agua, es de vital importancia para su correcto funcionamiento observar minuciosamente si en su interior se observan burbujas, si es así habrá que comenzar a inclinar el tubo o rotarlo hasta que se liberen las burbujas. Incluso hasta desconectarlo y volver a llenarlo hasta que no queden burbujas. Esto es MUY importante ya que al trabajar con burbujas en su interior se puede producir un shock térmico que ocasione una fractura en el vidrio del tubo y automáticamente ese tubo no sirve más.
Ahora con el tubo lleno de agua circulando y sin burbujas en su interior estamos listos para poner en marcha nuestra maquina de corte Láser. 
Recomendamos realizar esta tarea cada 30/60 días dependiendo del uso que se le de a la máquina y en que condiciones de limpieza trabaja el conjunto.




1 comentario: